¡Las gallinas ponedoras más caras que ha comprado el Estado!

En respuesta a la tragedia ocasionada por la erupción del Volcán de Fuego, el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación (MAGA) compró 20 mil 230 gallinas ponedoras y 2 mil 23 quintales de alimento para dichas gallinas por Q 2 millones 417 mil 485, bajo la modalidad de casos por excepción.

Según la publicación en el portal de compras y contrataciones, Guatecompras, el precio de cada gallina fue de Q 97. En tanto, el valor de cada quintal de alimento para dichas aves fue de Q 225.

La empresa beneficiada con esta compra fue la Corporación Fesa, S.A., empresa que fue constituida como corporación desde 2016 y que nunca antes había sido contratista del Estado. Con esta adquisición, se vio favorecida con un contrato de más de Q 2 millones.
Sin embargo, Vox Populi cotizó el precio de mercado de las gallinas ponedoras de 18 meses de edad y el valor no supera los Q 60.

Según la cotización realizada, Q 55 quetzales cuesta en promedio una gallina con esas cualidades, incluido el costo del traslado hacia el lugar de destino.

OTROS CONCURSOS

Sumado a eso, según consta en el portal de compras y contrataciones, no es la primera vez que alguna entidad pública adquiere este tipo de animales y lo ha hecho a un costo más bajo. Los siguientes son los ejemplos más recientes.

Este año, la Municipalidad de San Juan Cotzal, en Quiché, compró 484 Gallinas ponedoras de 18 semanas. Cada una a un costo unitario de Q 70.

En tanto, la Municipalidad de San Bartolo, en Totonicapán, adquirió a finales del año pasado, 2 mil 446 gallinas ponedoras de la misma edad a un costo de Q 72 cada una.

Y en julio de este año, la Asociación de Unión de Trabajadores de Quetzaltenango adquirió 3 mil 150 gallinas ponedoras de esa edad, de raza Isa Brown a Q 75 cada una. Este precio incluía, según el contrato, el costo del traslado de las gallinas hacia el lugar de destino.

MAGA RESPONDE

Al consultar con el Ministerio de Agricultura, unidad ejecutora a cargo de dicha compra, explicaron que este precio también incluye el alquiler de jaulas y transporte hasta los puntos de entrega.

Es difícil que los grandes productores vendan sus gallinas a esa edad, porque quien tiene esa cantidad es porque produce huevos, eso también influye en el precio, explicaron.

El contrato de compra especifica que el contratista debe hacer llegar los productos adquiridos a los departamentos de Escuintla, Chimaltenango y Sacatepéquez.