En la adquisición figuran dos camionetas de lujos, cuyo precio de cada una supera los Q340 mil. Una de ellas se encuentra, desde que fue entregada, a la intemperie en el parque Erick Barrondo.

Por Sonny Figueroa/Marvin del Cid

La Dirección General del Deporte y la Recreación, del Ministerio de Cultura y Deportes, adquirió en 14 meses 25 vehículos por Q5 millones 693 mil 535. En esa lista sobresalen dos camionetas de lujo que costaron más de Q700 mil. Ambos vehículos fueron comprados con características especiales lo cual incrementó su precio.

Se trata de dos Toyota agrícolas de la línea Fortune: la primera modelo 2019, un precio de Q346 mil 860, y segunda, 2020, por Q358 mil 442. El costo de ambas subió en más de Q30 mil, ya que fueros solicitadas con características especiales, entre ellas, tapicería de cuero y acabados en madera.

Además, los dos vehículos son automáticos, diésel, cinco puertas, cerradura central, aros de aluminio, capacidad para siete pasajeros, pantallas de información múltiples, sensores de retroceso, polarizado y bolsas de aire.

El lote de todos los automotores en 2018 fue comprado con las siguientes justificaciones, de acuerdo con documentos revisados por Artículo 35 y Vox Populi.

“Brindar el servicio de transporte en las diferentes supervisiones de avances físicos de proyectos de infraestructura deportiva y recreativa, además continuar brindado el apoyo en traslado de personal de las diferentes direcciones, delegaciones y programas sustantivos que requieran dicho servicio a la sección de servicios generales de la Dirección General del Deporte y la Recreación”, según el número de pedido DA-053.

Documento firmado por Evelyn López Sical, jefa de la sección de Servicios Generales; Esdras Alexander Alemán Amado, Centro de Costo Dirección y Coordinación; Evelyn Patricia Girón Mayén, directora administrativa financiera, y Edgar Dagoberto Búcaro Pérez, director general, todos de la Dirección General del Deporte y la Recreación (actualmente director general de las Artes).

El equipo de Vox Populi y Artículo 35 se comunicó con el Director General del Deporte y la Recreación, Billy Manuel Barillas del Águila quien explicó que la compra de las camionetas se hizo por las necesidades del viceministerio del Deporte y la Recreación que servirán para el traslado de autoridades, personal y para atender a funcionarios de otros países.

“Las camionetas fueron compradas para la seguridad de las autoridades, trabajadores y funcionarios de otros países que se transportan. Tenemos 29 proyectos a nivel nacional y se tienen que visitar. (…) Está asignada para el viceministerio (del Deporte y la Recreación) bajo el cargo del viceministro Mario Renato Monterroso”.

Los carros modelo 2010 también fueron comprados con las mismas justificaciones. El pedido DA-036 fue realizado por Mirna Lilian Marroquín, asistente de la Sección de Servicios Generales; Carlos Rafael López Gramajo, director administrativo financiero; Esdras Alexander Alemán Amado, Centro de Costo Dirección y Coordinación, y Jessica Alejandra Hernández Sandoval.

Ese lote de automóviles modelo 2020 se encuentra parqueado desde su entrega, en junio del presente año, en el Centro Deportivo y Recreativo Parque Erick Bernabé Barrondo García, en la zona 7 de la capital, a la espera aparentemente de las placas para circular.

En la siguiente galería se observa que los vehículos están sucios.

Juan Francisco Solórzano Foppa, ex superintendente de Administración Tributaria (SAT), indicó que para adquirir las placas de los automotores se debe pagar el Impuesto Específico a la Primera Matrícula de Vehículos Terrestre (Iprima).

Esa matrícula es la primera inscripción en el Registro Fiscal de Vehículos, la cual incluye las características del auto y los datos del propietario. “Ese impuesto ya tuvo se ser pagado, pero seguramente no tienen partida presupuestaria para hacerlo y por eso no los están utilizado”, resaltó Foppa.

“No sé para qué gastan el dinero de esa manera. Aquí hay muchas necesidades, ni los baños funcionan bien y los funcionarios tirando el dinero en compras innecesarias”, dice un trabajador del parque Erick Barrondo.

Otro empleado del Ministerio de Cultura y Deportes resaltó que ni las canchas de futbol ni de beisbol tienen suficiente mantenimiento, ya que siempre le dicen que no hay dinero.

Las compras

En 2018 se firmaron dos contratos: el primero identificado con el número MCD-60-2018 con la empresa Cofiño Stahl por Q2 millones 18 mil 828, con el cual se adquirieron cinco picops línea Hilux modelo 2019 (Q940 mil 995), dos microbuses Toyota Hice 2019 (Q390,598), un bus Toyota Coaster 2019 (Q340 mil 375) y la camioneta agrícola Toyota Fortuner 2019 (Q Q346 mil 860).

El segundo contrato, con el número MCD-59-2018, con la compañía Motores Hino de Guatemala, S.A., por un monto de Q567 mil 230, fue para comprar dos camiones Hino modelo 2019.

En 2019 la empresa Cofiño Stahl de nuevo fue beneficiada con otro contrato millonario a través de documento MCD-46-2019 por Q3 millones 2017 mil 477.

La venta fue la siguiente: camioneta agrícola Toyota Fortuner 2020 (Q358 mil 442), dos microbuses Hice 2020 (Q569 mil 830), un microbús Hice 2020 (Q194 mil 625) y diez picops Toyota Hilux (Q1 millón 984 mil 580).

Quién firmó el contrato

El responsable de firmar los contratos de compra de los automotores fue el actual viceministro de Cultura y Deportes, Mario Renato Monterroso García, quien ocupa el cargo desde enero de 2018.

Una nota de elPeriódico señala que Monterroso García es hijo de Blanca Estela García Gudiel, hermana del diputado Hugo Fernando García Gudiel.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s