El 1 de febrero, el presidente Alejandro Giammattei anunció medidas de austeridad como una acción para evitar gastos innecesarios y reajustar el presupuesto para dotar de recursos a la Comisión Anticorrupción, pero la vicepresidencia gastó Q25 mil en obsequios, entre ellos, dos pares de mancuernillas de jade valoras en casi mil quetzales.

El 21 de febrero la vicepresidencia compró 12 bolígrafos marca Cross Century laminado en oro de 10 quilates (cada uno a Q999), 20 bolígrafos marca Cross cromado (cada uno a Q433) y 12 pares de mancuernillas bañadas en oro (cada par a Q300) para hacer un total de Q24,248. Estos regalos fueron adquiridos en De la Riva.

La compra se hizo bajo la siguiente justificación: obsequios que utilizará el señor vicepresidente de la república en eventos oficiales nacionales e internacionales por atenciones protocolarias.

El mismo día se compraron dos pares de mancuernillas de jade valoradas en Q951.18. Estas se compraron a la empresa Comercializadora JMR, Sociedad Anónima con sede en Antigua Guatemala. En ambas compras se gastó Q25,199.18.



Vicepresidencia no da respuesta

Vox Populi consultó al encargado de comunicación de la vicepresidencia, Emilio Gracia para hacerle dos preguntas: ¿a quienes se entregarán los obsequios? y ¿es necesario ese tipo de regalos?, pero al cierre de la nota no se obtuvo una postura, solo se corroboró la compra de los obsequios.



Acción Ciudadana: compras deben regularse

El decreto 89-2002, mejor conocido como Ley de probidad y responsabilidades de funcionarios y empleados públicos señala en su artículo 18 que todo funcionario público tiene prohibido “solicitar o aceptar directamente o por interpósita persona, dádivas, regalos, pago, honorarios o cualquier otro tipo de emolumentos adicionales a los que normalmente recibe por el desempeño de sus labores” y también señala que se tiene prohibido “utilizar los recursos públicos para elaborar, distribuir, o enviar regalos, recuerdos, tarjetas navideñas o de cualquier ocasión”.

A decir de Eddi Cux, presidente de la organización Acción Ciudadana, especializado en transparencia, se debe regular la dinámica de los regalos brindados en actividades diplomáticas y establecer un rango de precios para no caer en obsequios muy valiosos.

“Es casi que una tradición que entre los diplomáticos se den regalos, pero considero que deben regularse o cambiarse por algo más sencillo o algo mas nacional (…) la ley de probidad debe ser modificada para que no existan vacíos y se regule esta práctica”, explicó Cux.

El abogado de Acción Ciudadana agregó que este tema debería ser discutido por la Comisión Anticorrupción del Ejecutivo para regular la entrega y recepción de regalos por parte de funcionarios guatemaltecos.

Máscara de jade para Trump

El 11 marzo de 2018, Soy502 reveló que la Secretaría de Asuntos Administrativos y de Seguridad de la Presidencia (SAAS) compró una máscara de jade para que el presidente Jimmy Morales se la regalara a su homólogo estadounidense Donald Trump. Dicho obsequio tuvo un costo de Q3,751. En ese viaje no se supo qué le regaló Trump a Morales.