El pasado 23 de marzo los estudiantes de la Facultad de Medicina de la Universidad Francisco Marroquín (UFM) fueron vacunados contra el COVID19 en el Centro de Salud de Santa Catarina Pinula. En el listado de 323 personas figuraron alumnos de los primeros años que no es personal de primera línea.

De acuerdo con información investigada por Artículo 35 y Vox Populi la persona que incluyó a los estudiantes en el listado fue Luis Francisco Grisolia Rodas, catedrático de la Facultad de Odontología. La vacunación estuvo a cargo del Área Nororiente de Salud dirigida por Blanca Patricia Morales Rodríguez.

Campus central de la Universidad Francisco Marroquín (Fotografía: Redes Sociales)

Los registros del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS) dan cuenta que quienes ingresaron los datos de las personas de la UFM al Sistema de Información Gerencial de Salud  (SIGSA), además de Grisolia Rodas fueron: Sandra Lorena Rosales Callejas y Dina María Villegas Román, secretaria de la junta directiva y secretaria del consejo académico de la Universidad Francisco Marroquín.

Esas personas registraron a los estudiantes como colaboradores de la UFM y de esa forma lograron que los vacunaran. Muchos de estos alumnos son de los primeros años de las facultades de medicina así como de odontología, es decir, no hacen prácticas en hospitales.

El Ministerio de Salud antes de proceder a vacunar al personal de instituciones públicas y privadas envió un instructivo para la creación del usuario en el SIGSA y en este documento se define con claridad las responsabilidades del encargado:

“El responsable tendrá el rol para poder realizar la certificación de información dentro del sistema. Esto comprende la verificación de la información registrada por los usuarios digitadores de cada servicio asignado a la institución y posteriormente la certificación por medio de declaración jurada, la cual respalda que los datos registrados son verídicos, por lo tanto, el personal si pertenece a la institución”.

Para poder vacunar a los estudiantes de la UFM, Luis Francisco Grisolia Rodas firmó una declaración jurada e incluyó a los alumnos de forma irregular. Además, el Ministerio de Salud dio capacitaciones relacionadas al registro de personas a ser vacunadas, por lo que se tenía conocimiento de quiénes sí podían ser incluidos y quienes no.

Correo electrónico enviado a los estudiantes de medicina de la Universidad Francisco Marroquín. (Fotografía: Redes Sociales)

De igual manera en el “Plan Nacional de Vacunación contra la Covid19 de Guatemala” se encuentra regulada la forma que se debe realizar el mismo.

En la  fase 1 se establecieron seis subfases: para mantener la integridad del sistema de salud, se estableció cuáles eran los grupos priorizados y en cual se mencionaba que se iba a vacunar a los estudiantes de ciencias de la salud y afines que realizan prácticas asistenciales en establecimientos de salud.

Es decir, que varios de los estudiantes de la UFM vacunados no son parte de esos seis subgrupos que conforman la fase 1. Toda esa información siempre la tuvieron a su disposición las autoridades de la casa de estudios superiores.

El SIGSA generó el listado de las personas que fueron vacunada en la UFM a partir de los datos ingresados por esa universidad. Luego, el Área de Salud Nororiente a cargo de Blanca Patricia Morales Rodríguez recibió ese documento y tuvo que haber verificado a quién o a quiénes se estaban vacunando, pero eso no ocurrió. Se procedió a vacunar a los estudiantes en el Centro de Salud de Santa Catarina Pinula.

Fase 1 del Plan Nacional de Vacunación contra la COVID-19 de Guatemala no incluye a estudiantes de primer año de las facultades de medicina. (Fotografía: Ministerio de Salud)

Se trató de obtener la versión de Morales Rodríguez, pero no fue posible y en su oficina indicaron que se encontraba en reuniones y no podía atender una llamada de Artículo 35 y Vox Populi.

El encargado de comunicación del Área de Salud Nororiente, Arody Patzán envió un cuadro de las personas vacunadas por esa unidad y el mismo se reporta que hasta el Momento en Santa Catarina Pínula son 859, lo cual incluye a los estudiantes de la UFM.

En la información proporcionada por Patzán resaltó que el  Área de Salud Guatemala Nororiente tiene bajo su jurisdicción a ocho puestos de vacunación contra el COVID19, ubicados en siete municipios del departamento de Guatemala.

Instructivo para subir los datos de las personas en el Sistema de Información Gerencial de Salud (SIGSA) y se coordine su vacunación contra el COVID-19. (Fotografía: Ministerio de Salud).

UFM evita dar postura sobre inclusión de estudiantes

Pese a que se le enviaron varias preguntas a Luis Francisco Grisolia Rodas para que diera su postura, no respondió a las interrogantes. Cuando se llamó a la Universidad Francisco Marroquín para pedir una entrevista con Grisolia Rodas se indicó que se no se encontraba.

En un comunicado emitido por UFM el 26 de marzo resalta lo siguiente: “El día 16 de marzo se completó la introducción fidedigna de los datos de los estudiantes. En todo momento se dejó constancia de si la persona tenía o no contacto con pacientes y del año de estudios que cursaba cada estudiante. Ese mismo día el Ministerio acusó recibo del formulario y envió un listado de las personas registradas, que son las mismas que fueron vacunadas. El 22 de marzo el Ministerio envió un aviso para que se presentaran el día 23 a la vacunación las personas registradas”.

Ministerio de Salud presentará denuncia penal

Amelia Flores, ministra de salud dijo: “Es una pena, pero es lo mismo y estamos haciendo todas las investigaciones relacionadas al caso, no es justo que las personas que no están en primera línea o cercana de los pacientes estén cometiendo estos actos”.

La UFM también rechazo por medio de su comunicado lo dicho por Flores e indicaron que era una flagrante falta de ética usar mecanismos para ofrecer la vacunación y luego “acusar” de fraude a las personas que “contestan de buena fe a tal invitación”.

En los próximos días el Ministerio de Salud presentará una denuncia ante el Ministerio Público para que se investigue quienes son los responsables de vacunar a estudiantes de la UFM. 

En un listado de vacunados contra el COVID-19 publicado por el Ministerio de Salud solo aparece el nombre y número del Código Único de Identificación (CUI) lo que dificulta la fiscalización. De esa manera no se puede individualizar a los estudiantes de la Universidad de Francisco Marroquín que no necesitaban la dosis.

Para la siguiente nota se buscó la opinión del médico, Manolo Vicente, coordinador del SIGSA, pero fue imposible obtener una entrevista con él. No quiso atender las llamadas para ser cuestionado sobre la falta de transparencia en los datos de los vacunados.

Julia Barrera, vocera de ese ministerio indicó que el plan de vacunación se encuentra en la etapa 2 que incluye, entre otros, a personas mayores de 70 años y adultos con enfermedades crónicas. 


Marvin del Cid
Marvin del Cid

Periodista especializado en investigación y temas políticos. Formó parte de Prensa Libre y coordinó el equipo de investigación de elPeriódico. Además, fue jefe del área digital de noticias de Emisoras Unidas y estuvo a cargo del área de investigacion en TV Azteca Guatemala.

Sonny Figueroa
Sonny Figueroa

Periodista en medios radiales y escritos. Es colaborador para la agencia de noticias Associated Press -AP-. Además, ha hecho investigaciones para los medios: No-Ficción, Nuestro Diario, Soy502, y Diario La Hora. En 2017, fundó Vox Populi, un proyecto que promueve el periodismo de investigación.

Deja un comentario