La soberana impunidad

    0

    Por Sergio Morataya

    Estudiante de Ciencia Política y activista político. Joven comprometido con la justicia social y los derechos humanos.

    redaccion@voxpopuliguate.com


    Se ha instalado en Guatemala un régimen represor y una dictadura de impunidad que tiene como objetivo principal la captura y secuestro total de las instituciones públicas del Estado, cuyo régimen se encuentra bien sustentado con el respaldo de los tres poderes del Estado, ejecutivo, legislativo, judicial y un cuarto poder pero no menos importante, el económico en manos de una élite depredadora, mercantilista y corrupta.

    En los últimos meses, hemos visto como jueces, fiscales, magistrados, defensores de derechos humanos, periodistas y activistas han sido el objetivo de los ataques, campañas de desprestigio, criminalización y persecución  por parte de grupos de poder ligados a la fiscal amiga y aliada del presidente Giammattei, Consuelo Porras y que es una operadora más del pacto de corruptos.

    Desde la expulsión de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) el desmantelamiento del Ministerio Público (MP) y la captura del sistema de justicia, las instituciones públicas fueron secuestradas por grupos extremistas y antidemocráticos que tienen como bandera política la falsa defensa de la soberanía y un nacionalismo hipócrita, conservador y anti derechos. 

    Esos grupos fanáticos religiosos y afines a la represión militar buscan callar toda expresión de disidencia y denuncia utilizando hordas de cuentas falsas y “netcenters”en redes sociales para difamar, atacar y acosar a toda aquella voz que se posiciona en contra de la corrupción y la impunidad.

    El panorama es desalentador, ya que los principales órganos de poder están en manos de corruptos y saqueadores.

    Un ejemplo de ellos es el presidente Alejandro Giammattei, quien negoció un contrato millonario de vacunas rusas que nunca llegaron al país, ese es un claro ejemplo de la corrupción que enraizada en Guatemala.

    Giammattei  tiene viviendo a sus tres hijos en apartamentos de Q2.6 millones en el edificio Laurel en Vista Hermosa I, zona 15. Sobre ese tema se supo luego de la investigación publicada por los periodistas, Marvin Del Cid y Sonny Figueroa. 

    El Congreso de la República se encuentra controlado por el oficialismo y esos diputados, al igual que sus aliados, son  marionetas de la corrupción, el fanatismo  religioso y el narcotráfico.

    Pero eso no es todo. La Corte Suprema de Justicia (CSJ) en manos de magistrados y operadores de la impunidad que han extendido el periodo de sus funciones por más de dos años ante la negativa del Organismo Legislativo de designar a los nuevos.

    Nos queda seguir alzando la voz y seguir luchando por un mejor país, pero nos debemos organizarno y dejar a un lado la indiferencia.

    Share.

    Comments are closed.