Ana Marcela Dinorah Giammattei Cáceres, hija del todavía presidente Alejandro Giammattei, mantiene vigente un contrato laboral por más de US$5 mil mensuales con el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) sin que tenga que presentarse a sus labores cotidianas como se le exige a cualquier trabajador.

De acuerdo con información obtenida de fuentes no oficiales, Giammattei Cáceres es asesora del excanciller Pedro Brolo Vila, quien desde febrero de 2022 ocupa el cargo de director para Guatemala de esa institución regional, devengando US$20 mil mensuales más vehículos y seguridad personal.

La oficina de comunicación del BCIE nos negó detalles sobre los montos exactos que perciben ambas personas, argumentando que su política de información se los impide. Internacionalmente, a la institución se la señala de opacidad y es criticada por los altos salarios de sus funcionarios y trabajadores sin que ello se traduzca en beneficio para el país.

Al mismo tiempo, se intentó, sin éxito, obtener la versión del presidente electo Bernardo Arévalo sobre si su administración propondrá una rebaja a los elevados honorarios en el BCIE y si cambiará funcionarios, pero, como en otras ocasiones, su equipo de comunicación dijo que estaba “muy ocupado” y “no podía responder”.


Sonny Figueroa
sonnyfigueroa@voxpopuliguate.com
Artículos de Sonny Figueroa

Marvin Del Cid marvindelcid@voxpopuliguate.com
Artículos de Marvin Del Cid


Alejandro Giammattei colocó a su hija en una institución que pasa inadvertida y que, en consecuencia, no es blanco de cuestionamientos. 

La vida de Ana Marcela cambió, al igual que la del propio Brolo, con la asunción al poder del exdirector del sistema de cárceles, pues no solamente estrenó un apartamento suntuoso sino a la vez logró que se le asignara un ingreso mensual superior a los US$5 mil más bonos y viáticos, cantidad que una trabajadora de maquila, por ejemplo, ganaría en año y medio.

Entre las funciones que la hija del aún mandatario tiene asignadas en el BCIE está la de asesorar en asuntos jurídicos a Pedro Brolo, un excandidato a la alcaldía metropolitana por el partido Vamos y uno de los hombres de confianza de su padre, quien lo nombró como jefe de la diplomacia guatemalteca al inicio de su gobierno.

Meses después de haber sido sustituido en la cancillería, Brolo fue nombrado como director por Guatemala del BCIE por otro de los hombres de confianza de Giammattei, el hoy exministro de Finanzas Álvaro González Ricci, quien en marzo de 2022 había sido nombrado como presidente de la Asamblea de Gobernadores del ente regional.

Listado de los trabajadores que tiene asignado el país ante el Banco Centroamericano de Integración Económica. (imagen: Vox Populi)

Ana Marcela Dinorah Giammattei Cáceres nació el 8 de agosto de 1992 y obtuvo el grado académico de abogada y notaria en la Universidad Rafael Landívar en 2018. Un año más tarde le fue concedido un contrato 029 en el Ministerio de Economía por Q12 mil mensuales.

En 2020, cuando Alejandro Giammattei asumió la presidencia del país, se mencionó que ella habría de desempeñar las atribuciones de una primera dama, pero no fue así.

A pesar de que se intentó durante más de dos meses obtener datos precisos en torno a sus funciones dentro del BCIE apelando al mecanismo de información pública, empleados de ese organismo solamente dieron detalles escuetos, amparándose en que “la información sobre el salario que recibe Ana Marcela Dinorah Giammattei Cáceres no puede ser revelada, ni la fecha en la cual ingresó al BCIE, porque es reservada”.

Por medio de la Unidad de Acceso a la Información del BCIE en Tegucigalpa, Honduras, se obtuvo esta respuesta: “En cuanto a las fechas de ingreso a la institución (de Giammattei y Brolo), dicha información es reservada de conformidad con el artículo 25, literal “o” de la Política de Acceso a la Información¨. De igual manera, sobre los salarios de ambos, contestaron negativamente al amparo del artículo 25 literal “f”.

En contraparte, la propia política de acceso a la información del BCE indica lo siguiente: “La transparencia que se ha derivado de la profundización de la democracia a nivel global debe manifestarse en el comportamiento de los bancos multilaterales de desarrollo, entidades a las que se les exigirá los más altos estándares internacionales en materia de transparencia y acceso a la información, tanto normativos como técnicos, en el sentido de que se refleje el detalle de dónde, cuándo, cómo y en qué se utilizan los recursos de las operaciones que financian. La transparencia es un elemento clave para la rendición de cuentas y que, a su vez, fortalece la gobernanza corporativa”.

Esa misma política agrega: “La transparencia es un proceso mediante el cual se hacen accesibles, visibles, y comprensibles las acciones y decisiones realizadas por los bancos de desarrollo. El derecho de acceso a la información constituye una herramienta de la transparencia y, esta última, complementa a un adecuado sistema de rendición de cuentas”.

Fue imposible obtener cifras salariales de la totalidad de funcionarios del BCIE de los países fundadores, pero cuyos nombres aparecen en los siguientes cuadros.

Funcionarios de Honduras en el BCIE

Funcionarios de Costa Rica, Nicaragua y Panamá en el BCIE

Funcionarios de El Salvador en el BCIE

¿Cómo se integra el BCIE?

La Asamblea de Gobernadores es la autoridad máxima del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE). Cada país socio fundador está representado por un Gobernador titular y un suplente.

Los actuales gobernadores de los países fundadores son: 

Guatemala, Álvaro González Ricci y Edwin Oswaldo Martínez; El Salvador, Jerson Rogelio Posada y Luis Enrique Sánchez Castro; Honduras, Rixi Ramona Moncada Godoy y Rebeca Patricia Santos Rivera; Nicaragua, Iván Acosta Montalván y Leonardo Ovidio Reyes Ramírez; Costa Rica, Nogui Acosta Jaén y Róger Madrigal López.

La costarricense Gisela Sánchez es la actual presidenta ejecutiva y su vicepresidente es el guatemalteco Jaime Roberto Díaz Palacios.

La entidad financiera regional fue creada en 1960, tras la firma del Tratado General de Integración Centroamericana, y comenzó sus operaciones en 1961 en Tegucigalpa, Honduras.

De acuerdo con una entrevista dada en diciembre de 2019 a la agencia EFE por el entonces presidente del BCIE, Dante Mossi, el 51 por ciento del financiamiento de ese banco proviene de los países fundadores y el resto del Banco Mundial (BM) y del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Con esos fondos financia proyectos de infraestructura en toda la región.

Socios fundadores

Guatemala, El Salvador, Honduras, Costa Rica y Nicaragua. 

Socios no fundadores

República Dominicana, Panamá y Belice. 

Socios extrarregionales

México, Taiwán, Colombia, Argentina, España y Cuba.

Los ministros de finanzas de cada país nombran a un director. Y, en el caso de Guatemala, Pedro Brolo Vila fue nombrado por Álvaro González Ricci, actual presidente del Banco de Guatemala (Banguat). A su vez, el director nombra a su personal de confianza, entre quienes se cuenta a los asistentes, el secretario y el piloto que se le asignan mientras ocupe el cargo. 

Además, tiene derecho a la asignación de un vehículo.

La caja chica disponible para gastos discrecionales puede superar los US$ 7 mil dólares mensuales.

Los directores del BCIE son nombrados bajo criterios políticos y son puestos apetecidos por los privilegios que entrañan, como por ejemplo que sus sueldos están exentos de impuestos.

Álvaro González Ricci (centro) es el gobernador de Guatemala ante el BCEI y Pedro Brolo Vila (derecha) es el actual director del país ante esa entidad financiera. (Fotografía: Redes Sociales)

Cuestionamientos

Un editorial del diario La Nación, de Costa Rica, fechado en septiembre de 2020 y titulado “Absurdos salarios en el BCIE” detalla que los directivos de ese banco manejan la institución sin transparencia y como si fuera privada.

“Para evaluar el asunto también sería útil conocer los demás detalles del paquete de compensación y los beneficios concedidos a los directores. Por ejemplo, están exentos del impuesto sobre la renta y el pago de cargas sociales. Además, tienen acceso a viáticos, vehículos y otras ventajas”, resalta el texto.

La pieza fue publicada luego de que el entonces representante de Costa Rica ante el BCIE, Otto Solís, calificó su salario como “absurdamente elevado”.

En agosto de 2020, el presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, dijo a medios de comunicación de su país que los salarios de los funcionarios del BCIE “son desproporcionados” y que aquello “afecta la credibilidad de esa entidad bancaria”.

“Se deben corregir esas distorsiones, que son un claro riesgo y una incoherencia con los principios y propósitos de fundación del Banco. La credibilidad de esta importante institución, y sus políticas públicas hacia el bien común, no deben verse deslegitimadas por remuneraciones desproporcionadas en relación con los criterios de selección, las responsabilidades de los directores y con las condiciones socioeconómicas de la región”, reflexionó el mandatario.

El 3 de septiembre de 2020, durante la Asamblea de Gobernadores del BCIE en Tegucigalpa, Costa Rica presentó una moción para que el sueldo de los directores se redujera en un 34 por ciento, pero la misma no fue tomada en cuenta por el resto de países.

El 10 de junio de 2019, el presidente del El Salvador, Nayib Bukele, por medio de su cuenta en la entonces red social Twitter ordenó la destitución de Guillermo Funes Cartagena, hermano del exmandatario Mauricio Funes, como director de El Salvador en el BCIE, posición que habría ocupado durante 10 años ganando US$20 mil mensuales.

El medio Confidencial público una nota en noviembre de 2022 en el que publicaron que los directores del BCIE tienen sueldos que pasan los US$20 mil y reciben otros beneficios. Las denuncias de los altos sueldos de los funcionarios del banco también fueron cubiertas por El País de España.

¡Pedro Brolo sigue en el cargo!

Si bien al próximo presidente de Guatemala, Bernardo Arévalo de León, le asiste plenamente el derecho a nombrar nuevos representantes ante el BCIE, quizás a solicitud del presidente Alejandro Giammattei, el entonces gobernador titular del organismo financiero multilateral, Álvaro González Ricci, propuso que Pedro Brol fuera reelegido director hasta el 30 de abril de 2026, lo cual fue aprobado en enero de 2023 mediante la Resolución No. Fundadores-1/2023.

Vox Populi quiso saber, sin obtener respuesta todavía, si Bernardo Arévalo fomentará la transparencia en el manejo de los recursos y en el nombramiento de los funcionarios de ese banco.

Carta en el que Pedro Brolo Vila fue nombrado en el cargo como director

Carta en el que Pedro Brolo Vila fue reelegido en el cargo como director

Share.

Comments are closed.