Las piezas en el tablero de la Corte de Constitucionalidad (CC) se mueven de acuerdo a las pugnas políticas que se viven en el país y eso queda reflejado en muchas resoluciones.

Por un lado, la magistrada Leyla Susana Lemus Arriaga se ha reunido en secreto con el presidente Bernardo Arévalo y por el otro, el mandatario mantiene en la presidencia de la Comisión Nacional de Energía Eléctrica (CNEE) a Luis Romero Ortíz Peláez, expareja de Lemus y papá de Ana Laura Ortíz Lemus, la única hija de la abogada.

Ortíz Peláez fue nombrado en mayo de 2022 por el entonces presidente Alejandro Giammattei y tiene vínculos comerciales con Melvin Ernesto Quijivix Vega, otro exfuncionario de la pasada administración a quien Estados Unidos incluyó en su lista negra por actos de corrupción.

El pasado 7 de mayo la CC amparó provisionalmente a la Fiscal General del Ministerio Público, Consuelo Porras, quien accionó ante esa institución para no ser removida del cargo por Arévalo, mientras que Lemus Arriaga se excusó para no entrar a conocer ese expediente.

La Secretaría de Comunicación Social de la Presidencia se limitó a decir que los encuentros entre Bernardo Arévalo con Leyla Lemus fueron de “cortesía”.


Sonny Figueroa
sonnyfigueroa@voxpopuliguate.com
Artículos de Sonny Figueroa

Marvin Del Cid marvindelcid@voxpopuliguate.com
Artículos de Marvin Del Cid


“Nosotros nos estamos reuniendo con todos los actores que están claros de que no se puede aceptar vivir en corrupción, de que necesitamos crear transparencia, de que todo eso debe traducirse en desarrollo y que están dispuestos a dejar atrás ese país cooptado por esas élites políticos-criminales”, respondió Arévalo a Guatevisión cuando se le cuestionó sobre los criterios que usa para reunirse o no con ciertas personas en Casa Presidencial.

Pese a esto, el mandatario tuvo citas en secreto con una de las piezas clave del gobierno de Alejandro Giammattei, se trata de Leyla Susanna Lemus Arriaga, exsecretaria general y ahora actual magistrada de la CC designada por el exgobernante.

En la pasada administración, Lemus Arriaga fue una de las principales protectoras de Luis Miguel Martínez Morales, exjefe del Centro de Gobierno y pareja del ex gobernante. Ella se convirtió en la consejera de Martínez, incluso, lo apoyaba en tema legales y lo acompañaba cuando era citado al Congreso de la República.

Leyla Lemus junto a Miguel Martínez durante una citación en el Congreso de la República. (Fotografía: Carlos Sebastián)

El pasado 1 de febrero el presidente Arévalo se reunió en Casa Presidencial con la magistrada Leyla Lemus. De esto no se informó a los medios de comunicación. En esta cita participó el procurador General de la Nación, Julio Roberto Saavedra Pinetta.

Posteriormente, el 12 de marzo el mandatario se volvió a reunir en Casa Presidencial con Lemus Arriaga. Tampoco se avisó de esto a los periodistas. En este nuevo encuentro estuvo presente el secretario general de la presidencia, Juan Gerardo Guerrero Garnica.

Las reuniones fueron comprobadas con documentos de la SAAS a los que se tuvo acceso.

Vox Populi se comunicó con ambos funcionarios para saber los temas que se abordaron en dichos encuentros, pero fueron escuetos en su declaraciones y no quisieron entrar en detalles.

Saavedra Pinetta dijo: “No recuerdo temas puntuales. Han sido muchos temas en estos cuatro meses”.

En el caso de Guerrero Garnica respondió: “El encuentro fue de cortesía, tal como las ha tenido en otras ocasiones con otras personas.”.

Tras tener poca información sobre el tema, se pidió una postura a la Secretaría de Comunicación Social de la Presidencia (SCSP) y también indicaron que fueron de cortesía porque el mandatario no recibió a Leyla Lemus en su despacho, sino en Casa Presidencial.

“Las dos reuniones que el presidente sostuvo fueron de cortesía, así como las ha sostenido en distintas ocasiones con otras personas. Es por ello que las ha tenido en Casa Presidencial y no en su despacho en el Palacio (Nacional), que es donde mantiene las reuniones de trabajo”.

Cabe mencionar que en el Palacio Nacional las personas que se reunen con el presidente están expuestas a ser vistas por trabajadores y otros que visitan el edificio, mientras que en Casa Presidencial los funcionarios entran con sus vehículos (sobre el callejón Manchén) o llegan por la puerta principal sobre la sexta avenida (con menos exposición mediatica).

Lemus se excusa en caso de Consuelo Porras

El martes 7 de mayo en el expediente 2759-2024 la CC resolvió la petición de amparo que formuló Consuelo Porras en contra del presidente de la República, el procurador General de la Nación y el secretario General de la Presidencia.

En el citado documento Porras señaló que Arévalo está tomando acciones que van en contra de ella y de funcionarios del MP, lo mismo indicó en contra de los titulares de la Procuraduría General de la Nación, Julio Roberto Saavedra Pinetta y Secretaría General de la Presidencia, Juan Gerardo Guerrero Garnica.

También se lee en el expediente: “La postulante estima violados sus derechos constitucionales de libertad de acción y defensa, así como los principios de debido proceso, autonomía  funcional e independencia del Ministerio Público”.

Ante las peticiones de Consuelo Porras los magistrados decidieron beneficiarla porque según ellos así se garantiza el orden constitucional y lel sistema republicano, democrático y representativo, pero además, la autonomía del MP.

Pese a la relevancia del caso Leyla Lemus se excusó para conocer ese expediente y en su lugar integró el tribunal, Juan José Samayoa Villatoro, quien votó a favor de Porras. Samayoa Villatoro fue el magistrado suplente nombrado por Giammattei.

También favorecieron a la jefa del MP: Nester Vásquez, Roberto Molina Barreto, Dina Josefina Ochoa, mientras que de forma disidente lo hizo Rony Eulalio López Contreras.

Vox Populi intentó contactar a la magistrada Leyla Lemus para saber los temas abordados con el presidente y por qué se ausentó del pleno que conoció el amparo de Consuelo Porras, pero no respondió los mensajes.

La ausencia de Lemus Arriaga queda respalda de acuerdo a los que indica el artículo 170 de la Ley de Amparo y Exhibición Personal que dicen: “A los Magistrados de la Corte de Constitucionalidad no se aplican las causales de excusa establecidas en la Ley del Organismo Judicial ni en cualquiera otra ley. Cuando a su juicio, por tener interés directo o indirecto, o por estar en cualquier otra forma comprometida su imparcialidad, los magistrados podrán inhibirse de conocer, en cuyo caso se llamará al suplente que corresponda”.

Leyla Lemus fue una de las piezas clave del gobierno de Alejandro Giammattei. En esta imagen de 2019 se le al lado de Miguel Martínez y del entonces gobernate electo. (Fotografía: Redes Sociales)

A decir del politólogo Renzo Rosal no está mal que el presidente Arévalo se reuna con la magistrada Lemus siempre y cuando no sea para negociar impunidad. Enfatizó que la abogada es de las magistradas de la CC que tiene colmillo político.

“Ella ha sido la integrante de la CC más habilidosa, la más calculadora de sus pasos. A ella se le conoce porque tiene bandera propia, ella busca seguirse moviendo estratégicamente. Hay que recordar que a diferencia de otros magistrados como Molina Barreto que representan a un sector bien marcado, ella representa sus intereses propios”.

Agregó: “Ella se ha asociado con A o con B y se separa de A o B de acuerdo a sus beneficios políticos. Ella busca su supervivencia. Ella tiene colmillo político y se sabe bien aquella frase que dice: <muerto el rey, viva el rey>”

Enfatizó: “No se ven mal que se reúnan de forma secreta, no lo veo mal si se trata de algo estratégico porque el margen de gobernabilidad depende en mayor medida de la CC. La jugada política implica sentarse y dialogar, lo que no se vale es negociar impunidad”.

Cabe mencionar que Leyla Lemus no se ha excusado y ha conocido expedientes (y tramitado) que han afectado al partido con el que ganó la presidencia Bernardo Arévalo. Por ejemplo, el 1 de febrero de 2024 la CC validó el actuar del cuestionado juez Fredy Orellana (sancionado por estados unidos por corrupto), quien ordenó la suspensión de la personalidad jurídica del partido Movimiento Semilla.

Cuestionamientos del pasado

En el pasado los medios de comunicación han objetado reuniones secretas que han sostenido mandatarios en Casa Presidencial y en la finca Santo Tomás. Por ejemplo, se cuestionó que en noviembre de 2016 el entonces presidente Jimmy Morales de la misma forma con diputados en la Finca Santo Tomás para negociar la Junta Directiva.

Morales también se encontró en secreto en Casa Presidencial con el entonces diputado de Compromiso Renovación y Orden (Creo), Oscar Chinchilla, quien días después fue electo presidente del Congreso de la República. Chinchilla negó ese acercamiento, pero la prensa expuso que sí hubo tal encuentro.

En la actualidad Oscar Chinchilla fue nombrado por el gobierno de Bernardo Arévalo (Ministerio de Trabajo y Previsión Social) como gerente general del Instituto Técnico de Capacitación y Productividad (Intecap), nombramiento que fue cuestionado por tratarse de un personaje que en el pasado apoyó decisiones cuestionadas en el Congreso de la República.

Otro ejemplo de las críticas que los periodistas han hecho son las 11 reuniones privadas que tuvo la fiscal general, Consuelo Porras con Alejandro Giammattei durante sus cuatro años de mandato, citas que posteriormente confirmó la misma jefe del MP al ser expuesta.

Publicación de Prensa Libre que reveló que la fiscal general, Consuelo Porras se reunió en secreto con Alejandro Giammattei durante sus cuatro años de mandato. (Imagen: Vox Populi)

Presidente del CNEE

Luis Romero Ortíz Peláez y Leyla Susana Lemus Arriaga son padres de Ana Laura Ortíz Lemus, ambos fueron pareja durante varios años.

Ortíz Peláez fue nombrado por el presidente Alejandro Giammattei el 27 de mayo de 2022. Fue viceministro y ministro de Energía y Minas durante el gobierno de Óscar Berger. También ocupó altos cargos en el Instituto Nacional de Electrificación (Inde).

Fue comisionado por Guatemala ante la Comisión Regional de Interconexión Eléctrica (CRIE) y también ocupó cargos en la Empresa Electrica de Guatemala, Sociedad Anónima (EEGSA).

La CNEE es el órgano regulador de la electricidad en Guatemala porque aprueba nuevas generadoras y distribuidoras de energía eléctrica. También fija las tarifas de energía al consumidor final así como los cargos por distribución y peajes en su transmisión.

La comisión depende del Ministerio de Energía y Minas (MEM) que actualmente dirige Víctor Hugo Ventura Ruíz, quien en el pasado ocupó cargos en el Inde. Ventura Ruíz removió días atrás a Luis Ayala como viceministro del MEM por ordén del presidente Arévalo., tras una una investigación de Vox Populi.

“Obedece a un cambio de imagen (…) él (presidente Arévalo) fue quien me recomendó que debemos hacer el cambio que desde hace un tiempo lo teníamos programado”, dijo Ventura.

Luis Romero Ortíz Peláez fue nombrado en el cargo por Alejandro Giammattei. (Fotografía: Vox Populi)

Los puestos en los cargos directivos del CNEE son deseados por muchas personas por las relaciones de poder que tienen con los empresarios del sector energético, por los altos salarios y otros beneficios que tienen dentro de la institución.

Vox Populi requirió a través de una solicitud de información los ingresos de los directivos del CNEE y el encargado de la Unidad de Acceso a la Información, Miguel Estuardo Catalán Gramajo negó esos datos bajo el argumento que los sueldos están publicados en línea.

En el portal web de la CNEE se establece un monto de Q77 mil 130 para el presidente Luis Romero Ortíz Peláez más Q500 de gastos de representación y Q375 de bonificación profesional para un total de Q78 mil.

Sin embargo, publicaciones de prensa de los años 2020 y 2021 dan cuenta que el sueldo del presidente del CNEE llegaba hasta los Q97 mil y podría superar los Q100 mil porque tenían una bonificación incentivo que llegaba hasta los Q19 mil, pero tras la negativa de información no se pudo establecer si siguen recibiendo ese incentivo.

Un dato relevante es que Ortiz Peláez gana casi lo mismo que Bernardo Arévalo, tras la reducción de su salario que fue una promesa de campaña.

Los privilegios de los funcionarios de la CNEE ha sido cuestionados por diversos sectores, pero que al igual que otras instituciones el actual gobierno prefiere no ponerle atención.

Vínculos cuestionables

Una investigación de Plaza Pública documentó que en 2014 Luis Romero Ortíz Peláez constituyó la empresa X’agon, Sociedad Anónima con Melvin Ernesto Quijivix Vega. Ambos eran dueños de la compañía y Ortíz Peláez dijo que Quijivix Vega había vendido sus acciones, pero no dio pruebas de eso.

En la nota, el presidente del CNEE aseguró que su nombramiento como presidente de la CNEE no fue por su amistad y vínculos empresariales con Quijivix Vega, quien es amigo de Alejandro Giammattei y Luis Miguel Martínez Morales.

Melvin Ernesto Quijivix Vega, además de ser amigo cercano de Miguel Martínez, fue integrante de la cuestionable Comisión Presidencial del Centro de Gobierno como “delegado de Prioridades Presidenciales del Ministerio de Energía y Minas (MEM)”. Posteriormente fue designado como gerente general del INDE en donde se contrataron a empresas con las que tenía relación.

El 19 de julio de 2023 fue sancionado por  Estados Unidos por ser considerado como un actor corrupto. “Melvin Quijivix Vega incurrió en una importante corrupción al usar su posición y conexiones para dirigir de manera indebida e ilegal contratos de contratación pública a empresas específicas, en varios casos a una empresa de su propiedad privada”, informó EE.UU.

Quijivix tuvo una relación cercana con Alberto Pimental Mata, quien fue el ministro de Energía y Minas de Giammattei. Pimental Mata también fue sancionado por el gobiero estadounidense con la Ley Magnitsky porque hizo “maniobras de corrupción relacionadas con contratos y licencias gubernamentales”.

Es de mencionar que Alberto Pimental Mata fue quien durante el Consejo de Ministros de fecha 10 de marzo de 2021 postuló a Leyla Susana Lemus Arriaga como magistrada titular de la CC, decisión que fue respaldada por Giammattei y por los demás ministros. Así fue como se eligió a Lemus Arriga como la designada del Ejecutivo ante la corte constitucional.

Luis Romero Ortíz Peláez fue nombrado como presidente del CNEE cuando quien ocupaba el cargo en el Ministerio de Energía y Minas era Pimentel Mata.

Melviin Ernesto Quijivix Vega fue sancionado por Estados Unidos por se considerado un actor corrupto. (Fotografía: Vox Populi)

Una de las primeras remociones que hizo el gobierno de Bernardo Arévalo fue la de Melvin Quijivix. El 19 de enero la Secretaría de Planificación y Programación de la Presidencia (Segeplan) informó que Quijivix Vega fue separado del cargo porque la actual administración no tolerará a ninguna persona que esté “señalada de corrupción.”

Sin embargo, no todos los personajes vinculados a Alejandro Giammattei, Miguel Martínez, Leyla Lemus, Melvin Quijivix y Alberto Pimentel Mata han salido de la actual adminsitración y mantienen sus cargos por los que fueron nombrados, debido a sus relaciones de poder.

Renzo Rosal señaló que muchos cargos en la adminstración pública son otrogados por la trayectoria de las personas y no por sus relaciones políticas. Enfatizó la experiencia del Luis Ortíz, pero que su amistad con un personaje sancionado por Estados Unidos deben ser tomados en cuenta por la administración de Bernardo Arévalo.

“El hecho que esté él en la CNEE es porque representa a la estrategia de él y no de Leyla Lemus. Que esté haciendo bien las cosas no lo sé, pero habría que ver sí en realidad se benefician ambas partes (Ortíz y Lemus) en tener esos cargos. Lo que veo grave son sus vinculos con personajes, entre ellos, con el exgerente del Inde (Melvin Quijivix) sancionado por corrupción con Estados Unidos”.

Share.

Comments are closed.